¿Qué es la psicología cultural?

La cultura dentro de la psicología es considerada, en su gran mayoría, como un factor más, como una variable que puede intervenir en algunas ocasiones en ciertas cuestiones, es decir, con alcance bastante limitado e irrelevante, pero teóricos como Jerome Bruner, Shweder, Michael Cole e incluso Wundt le han dado un papel con mayor peso, ya que comprenden y aceptan que la cultura no solo es importante para el ser humano, puesto que se desarrolla en ella, sino que es una de sus principales características y determinantes, pero ¿Qué es lo que ha llevado a la psicología a hacer a un lado a la cultura?, la respuesta la podemos encontrar en la historia de esta disciplina iniciando justamente con Wundt, quien al construir el primer laboratorio de psicología marco las pautas que habrían de seguirse, cu
yos objetivos se fueron radicalizando, por lo que con el paso de las años la psicología estuvo luchando por convertirse en una ciencia dura, siendo una social, empeñada en regirse por los estatus marcados por las ciencias antes mencionadas, tales como la biología o las matemáticas, buscando incansablemente la objetividad, la posibilidad de generalizar y la validez, prácticamente huyendo e ignorando todo lo que pareciese, en lo más mínimo, subjetivo, relativo o cercano a las ciencias sociales. Wundt se dio cuenta demasiado tarde, ya que a pesar de impulsarnos a incluir un enfoque que tratara de entender la cultura a través de los aspectos históricos e interpretativos, la mayoría se lo tomo como un consejo sin mucha importancia.

La cultura ha sido temida y por tanto ignorada, debido a que los procesos vistos desde esa óptica gozan de una gran variabilidad, la cual no siempre es tan evidente y hace en ocasiones más difícil la tarea de saber si se trata de procesos universales o específicos de cierta cultura. Esto aunado al hecho de que cuenta con metodologías distintas, las cuales no siempre son comprendidas o bien vistas entre los psicólogos, pues tanto sus resultados como su interpretación son diferentes al resto de los utilizados, dominados, por el resto de la disciplina, haciendo más difícil su aceptación.

Es por esta razón que varios autores han intentado darle mayor importancia en sus teorías o enfoques, mientras que otros no conformes, proponen una psicología cultural, en la cual no solo se incluye la cultura sino que esta es la parte central. En la psicología cultural, prácticamente por definición, se ve interesada por la acción más que por la conducta, ambos términos suelen ser usados de manera indistinta, pero dentro de este marco la conducta viene siendo muy distinta a la acción, la diferencia radica en que la acción va cargada de intencionalidad y la mayoría de las veces está situada en un contexto, mientras que la conducta es vista como aquella respuesta dada ante un estímulo, así pues la interpretación y el significado son esenciales, ya que para saber la intencionalidad de una acción, es preciso conocer el significado y el contexto que le rodea.

La cultura se encuentra invariablemente vinculada a un sistema simbólico, el cual es arbitrario, en el sentido de que ya se encuentra ahí y únicamente se nos es dado para tener las herramientas necesarias para adaptarnos a la misma cultura. Este sistema simbólico bien puede ser visto como el reflejo de esta, por lo que podemos decir que somos una expresión de ella, lo cual rechaza tajantemente la idea de que la cultura es simplemente un factor más en el ser humano, como lo puede ser el clima.

La cultura es quien nos dota de significados, los cuales compartimos con otros seres iguales a nosotros y que por tanto nos permite dar un sentido y una intencionalidad a nuestros actos, los cuales constantemente son interpretados no solo por los psicólogos, sino también por el resto de la población, así pues podemos dar cuenta del profundo arraigo de ambas cuestiones en la cultura y que por lo tanto las convierten en esenciales en su estudio.

Es importante no caer en el reduccionismo y pensar que una psicología cultural nos serviría únicamente para para ver las variaciones entre culturas, ya que hacerlo sería regresar el papel secundario que ya se le había dado, ignorando que las causas de la acción humana son tanto la cultura, como la búsqueda de significado dentro de esta, sería volver a hacer a un lado la importancia que tiene la historia en la vida de los individuos, de las naciones, sería de nuevo negarnos a comprender desde la raíz el porqué de las acciones, de los significados.

Para este propósito resulta necesaria la colaboración entre disciplinas, y por supuesto la aceptación de que la psicología es una ciencia social y no una dura, no se trata de olvidar lo que ya se ha hecho y empezar de cero, sino de tomar lo que nos conviene para poder cumplir nuestro propósito  de entender al ser humano, esto no quiere decir que podemos hacer uso de lo que nos plazca sin más, sino muy por el contrario se trata de construir un enfoque, o incluso una nueva disciplina, que sea capaz de tomar en cuenta diversas perspectivas pero con el compromiso de sustentar una misma idea, no de aceptar todo, sino de tomar lo que nos sirve, como lo que son, herramientas y no absolutos, las cuales están a nuestro servicio y no nosotros al de ellas, puesto que fueron creadas para ver el mundo y no para meter el mundo en ellas.

Psicología Cultural

 

REFERENCIAS:

Bruner, J. (1991). Actos de significado. Madrid. Alianza.

Cole, M. (2003). Psicología cultural. Madrid. Morata.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Qué es la psicología cultural?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s